Portada Noticias

Actualidad

La Virgen de las Tristezas estrena una nueva saya bordada

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Escrito por pasionensevilla Jueves 24 de Abril de 2014 00:00

La Virgen de las Tristezas de la Vera Cruz / MJ RODRIGUEZ RECHI

Durante los últimos años se ha recuperado en la hermandad de la Vera Cruz la costumbre de ataviar de blanco a la Virgen de las Tristezas, tal como vemos que se hacía con la imagen actual en los años cuarenta y cincuenta. Para vestir a la Virgen, han cedido gentilmente sayas blancas o el conjunto entero las hermandades de la Soledad de Castilleja de la Cuesta, La O o la hermandad de la Paz,

Por lo cual, gracias a la donación de un hermano, se está procediendo a la elaboración de una prenda que enriquezca el ajuar de la talla de Antonio Illanes. Se trata de una nueva saya este color, bordada sobre tejido denominado otomán.

El uso de la saya blanca en la vestimenta de la Dolorosa española, viene del Renacimiento, cuando en 1560 la Condesa viuda de Ureña, camarera de la Reina Isabel de Valois, esposa de nuestro hermano el Rey Felipe II, viste a la Virgen de la Soledad de Madrid  de viuda, a la usanza de las damas de la Corte de los Habsburgo. En este atavío se incluían  tocas blancas que cubrían la cabeza el pecho, las faldas y las mangas de las dolorosas, ya que a mayor rango social de la mujer, más larga era esta prenda, por lo tanto, al ser María la Reina de la Creación, era presentada como tal. Poco a poco estas tocas se comenzarán a bordar en oro hasta que finalmente derivan en una saya propiamente dicha. En Sevilla, podemos observar en varios grabados y pinturas el uso de las tocas por dolorosas como la Virgen de la Soledad de San Lorenzo (entonces en el Convento Casa Grande del Carmen), la Virgen de la Concepción del Silencio o la Virgen de la Esperanza de la Macarena. Ya en el siglo XIX, vemos como han pasado a ser sayas bordadas en oro como es el caso de la Virgen del Rosario en sus Misterios Dolorosos o la Virgen de la O. 

Para la realización de la prenda se han empleado unos bordados en oro, procedentes de un antiguo estandarte. Éste poseía en el centro una Inmaculada Milagrosa realizada en sedas de color, tras la cual, apareció la autoría de la obra y la fecha de realización en un pequeño papel muy deteriorado, en el que se podía leer «Boubag Deville 1885». Este taller, se encontraba en la ciudad francesa de Lyon, y surtió al país vecino de multitud de ornamentos litúrgicos, existiendo en España un ejemplo de su obra: el fastuoso manto de la Virgen de los Clavos, de Zamora que se estrenó en 1887.

Las piezas están realizadas en lo que en la técnica del bordado se denomina «cartulina», ya que el alma interior de las mismas, para darles relieve, contiene un fieltro sobre el cual se dispone el cartón duro y encima se pasan los hilos de oro fino.  El estado de conservación en el que se encontraban era bastante bueno, por ello la labor restauradora se ha centrado sobre todo en la limpieza de los hilos frotándolos con miga de pan y bicarbonato sódico. Tan sólo en algunos lugares ha sido necesaria la reposición de hilo ya inexistente, como por ejemplo la parte superior de columnilla de la izquierda. Estos trabajos están siendo realizados por Francisco Javier Sosa Sánchez.

Para adaptarlas a su nuevo uso era necesario disponer un nuevo dibujo, para lo cual, el diseñador José Asián Cano, ha sido el encargado de este menester.  El mismo se articula en torno a dos pequeñas columnas paralelas de las cuales emergen tallos con hojas,  rosas y azucenas, unas en capullos y otras ya florecidas, simbolizando la pureza y la virginidad de la Santísima Virgen María.  El estilo de la misma es modernista (mal llamado romántico en los círculos cofrades), que es el propio que viene usando la Hermandad desde el siglo XX tras la adquisición de las bambalinas del palio de Nuestra Señora de los Dolores de la Parroquia de San Vicente y que originalmente se concibieron para la Virgen de Loreto de San Isidoro, por lo cual, no viene a desdecir del carácter de las otras prendas del ajuar ni de Nuestra Señora de las Tristezas ni del resto de la cofradía.

 


Encuentra más fotos como esta en Cofrades

 

El Jueves Santo sustituye al Domingo de Ramos como el día de los niños

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Escrito por pasionensevilla.tv Miércoles 23 de Abril de 2014 17:42

Niños nazarenos de la Borriquita el Domingo de Ramos de hace unos años

Es imposible de medir objetivamente, pero siempre se ha considerado al Domingo de Ramos como el día de los niños en la Semana Santa, por el estreno, la Borriquita, los globos del Parque cuando pasa la Paz. La única referencia para tasar la asistencia de niños a ver las procesiones es la ocupación de los carritos de bebé en los lugares habilitados para ello en la Semana Santa.

 

Curiosamente, este dato aportado por el Ayuntamiento de Sevilla destaca al Jueves Santo, con diferencia, como el día con mayor ocupación, en los aparcamientos habilitados en el Duque, Archivo de Indias, Federico Sánchez Bedoya y Plaza Nueva, con un total de 851.

 

Al Jueves Santo le sigue, esta vez sí, el Domingo de Ramos, con 582 y, muy de cerca, el Miércoles Santo. No se trata de un estudio científico, pero sí llama poderosamente la atención la diferencia de más de 300 usuarios entre el Jueves Santo y el resto. Esto es, seguramente, porque el Jueves Santo es el día de mayor asistencia al Centro de la Semana Santa.

 

Las zonas de mayor ocupación

El sector que han tenido mayor ocupación de carritos de bebé en Semana Santa ha sido la Plaza Nueva, con diferencia, seguida por el Archivo de Indias y, ya con mucho menos usuarios, el Duque y Sánchez Bedoya.

 

Esto son los datos de ocupación durante la Semana Santa:  

 

   

Y los premios Demófilo de la Semana Santa de 2014 son...

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Escrito por Manuel Jesús Rodríguez Rechi Miércoles 23 de Abril de 2014 15:47

ÉNueva composición del misterio de la Borriquita / JUAN JOSÉ ÚBEDA

 La Fundación Machado ha concedido los premios Demófilo de la Semana Santa de 2014, que reconocen las trayectorias, dedicación y obras de arte que se han podido ver este año. En esta edición, los galardones han recaído en Jesús Heredia, Fernando Aguado, Antonio Pardo, Manuel Solano, la hermandad del Cachorro y del Cerro y el taller de bordados de San Esteban por las siguientes modalidades:

 

   

Los cinco momentos de la Semana Santa según... Javier Macías

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Escrito por Javier Macías Miércoles 23 de Abril de 2014 10:38

Algunos de los momentos más destacados de la Semana Santa de 2014

Cuando pasa cada Semana Santa, el sevillano tiende a seleccionar en su memoria aquellos momentos únicos e irrepetibles que le han emocionado. Es una conjugación de circunstancias que van desde el sonido a la luz, pasando por el momento personal o inesperado, un detalle que ha visto o un recuerdo. Los que conformamos el equipo de Pasión en Sevilla queremos destacar esos cinco momentos que guardaremos en la mente de esta pasada Semana Santa de 2014, tan llena de detalles que bien se podrían seleccionar un centenar de ellos. 

 

Aquella saeta sublime, el silencio de una plaza al paso de aquel palio, el único sonido de los vencejos del alba, aquella cofradía romántica que nos retrotrajo al siglo XIX... Son los momentos personales de la Semana Santa de 2014.

 

1. La saeta de Manuel Lombo a la Amargura

Salía la Amargura de la Catedral con esa presteza habitual de cada Domingo de Ramos. Con los sones de «Amarguras» llegaba hasta la esquina de Placentines y Alemanes en ese momento en el que la cofradía se suelta y se hace de la calle. El público no callaba ese runrún conjugado con los siseos que envuelven al paso de la de San Juan de la Palma. En ese momento, inesperado también para la hermandad, ese runrún se vio quebrado con la voz rota de Manuel Lombo. La Virgen estaba parada y, al levantarse, la banda no sonó. El palio, en el más absoluto silencio, atravesó toda la calle Alemanes hasta llegar a la esquina de Argote de Molina, sólo con la voz de Manuel Lombo. 

 

2. La entrada del Gran Poder

Llegaba el Señor por las angosturas de Cardenal Spínola y ya se intuían los primeros rayos de sol. El Gran Poder desembocaba a su plaza con el único sonido del racheo de sus costaleros y de los vencejos que anunciaban la aurora del Viernes Santo. Las caras del público estaban entre la ensoñación del momento y el cansancio de la noche.

 

3. El Cachorro de vuelta por la calle Castilla

La silueta del Cachorro se recortaba en la oscuridad de la calle y el color rosáceo del cielo, nuboso aquella noche a pesar del sol que acompañó por fin al Viernes Santo. Sólo los candelabros dejaban ver el abdomen encogido del Cristo y las costillas marcadas. La banda tocando marchas clásicas mientras el paso avanzaba por ese río interminable que es la calle que desemboca en su basílica. Suena la saeta. El crucificado se levanta al cielo, pero sin estridencias. Todo está medido. No hay tanta gente y quien quiera puede acompañar al Señor desde un costero del paso. La cercanía de la obra cumbre del barroco, después de más de 1.000 días sin poder hacerlo. Allí estaba una devota escondida en un zaguán, llorando a lágrima tendida por un hijo enfermo que había sanado. 

 

4. La Carretería por Gamazo

Las primeras horas del Viernes Santo cuentan con ese público selecto, respetuoso y entendido. Ese público estaba viendo la Carretería por las calles del Arenal. La hojarasca del canasto de las Tres Necesidades a pleno sol era una imagen que casi ni se recordaba. Las elegantes túnicas de terciopelo azul brillando, tampoco. Y la música, con marchas apropiadas para ese misterio... como con el palio. Es el romanticismo hecho cofradía. 

 

5. El Cristo de Burgos por la plaza, de regreso

Se ha convertido en uno de los momentos de la Semana Santa. La cofradía sobria del Miércoles Santo llega a la plaza, atestada y bajo un silencio respetuoso que no es nada común últimamente. Es un público que no tiene nada que ver con el que hay en otros lugares en ese mismo momento. Busca la intimidad. Al momento sólo le falló la iluminación, que no se apagó hasta que el Cristo estaba ya en mitad de la plaza. Sonaron dos saetas de Manuel Cuevas descomunales, eternas. Y luego estaba la música de Tejera. Todo fue perfecto en ese instante.

   

¿Cuáles han sido tus cinco momentos de la Semana Santa?

Cuéntanos cuáles han sido esos cinco momentos que guardarás en tu memoria de esta pasada Semana Santa de 2014. Puedes hacerlo escribiendo un comentario en esta noticia o, en Twitter, a través de la etiqueta #Top5SSanta14.

   

El fotomatón: La Esperanza frente a frente

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Escrito por Alberto García Reyes Miércoles 23 de Abril de 2014 08:59

La Esperanza Macarena oye la salve anual de las hermanas de la Cruz / J. M. SERRANO

Los cirios ardidos como quinqués de las clausuras. Naciendo la luz en el rostro de la Luz misma. Las monjas de la sombra perpetua despreciando el sol del Viernes Santo. Lubricán de todas las glorias de Sevilla y de su mayor penitencia. Esto somos. Y antes de que lleguen las pinturas de Bacarissas a las pañoletas del albero, cuando ya toda lágrima de pasión se haya vestido de fiesta, quiero decirlo. Ansío detenerme en ese momento quieto de las Hermanas de la Cruz en Salve a la Salvadora. Porque la Esperanza es esta imagen. Ella frente a ellas. La vida entregada a la fe, las voces susurrando melodías con azúcar de yemas de los dedos, sus caras ocultas porque para ver los ojos de la Macarena hay que darle la espalda al mundo. 

   

Los vídeos del Domingo de Ramos de 2014

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Escrito por Sergio Maya / Pablo Lastrucci Miércoles 23 de Abril de 2014 08:17

San Roque, la Amargura y la Borriquita saliendo de sus templos

Pasión en Sevilla te ofrece los vídeos de todas las cofradías de la Semana Santa de Sevilla por momentos clave de su recorrido. De esta forma, el Domingo de Ramos hemos grabado la entrada de la Borriquita, Jesús Despojado en la esquina de Zaragoza con San Pablo, la salida de La Paz, La Cena en la vuelta de Doña María Coronel a San Pedro, la Hiniesta por Trajano, San Roque en la plaza del Cristo de Burgos, la Estrella y la Amargura entrando en la Catedral y el Amor por Francos.

   

Página 1 de 1321

<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Fin >>
Copyright © ABC Sevilla S.L. Albert Einstein 10. 41092 Isla de la Cartuja. Sevilla 2012.
Datos registrales: Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, Tomo 4.045, Folio 182, Hoja SE-59.933, Inscripción 1ª - C.I.F.: B-91409904. Todos los derechos reservados.
ABC Sevilla S. L. contiene información de Diario ABC. S.L. Copyright © Diario ABC. S.L., Madrid, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.
Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.